La Vaca, más viva que nunca.

La columna de Juan José Aranguren

Me preparé un café, y me senté en la computadora. Al comenzar a escribir esta columna, noté que las palabras no me fluían como yo hubiera querido. Estuve tres horas mirando el monitor, en blanco. Puse un par de discos. Me dejaba llevar por el ritmo y el swing de la voz, las bases, las entradas, los fundidos…Me distraje aún más. Así que, un poco desesperanzado, salí a caminar un poco. A las diez de la mañana de un viernes, mucha gente se sorprendió al verme allí, esperando el colectivo. Me subí al 707 en la calle José Ingenieros (Beccar) y me bajé en Avenida Santa Fé y Paraná. Un calor infernal,  pero a mi me importó muy poco, yo quería inspirarme. Me detuve en un quiosco de revistas. Vi la noticia del anuncio que habíamos hecho con el presidente Macri sobre Vaca Muerta en los diarios. Me resultaba incómodo verme en las noticias, es raro verse en la tele o mirarse en las fotos. Uno nunca está conforme con la imagen que ve de si mismo. Luego, consideré sentarme en una plaza, y así lo hice. Veía la gente corriendo, paseando perritos, tomando mate, andando en patines. Nada parecía afectar demasiado la vida cotidiana de las personas comunes y corrientes. La vida me pasaba por al lado, niños corriendo, en bicicletas. Quién sabe si escondidos por ahí, tratando de camuflarse, no estaban también los pungas del Obelisco o los manteros de Once. En fin, en un ataque de filosofía extrema, fantaseé con el hecho de cambiarle los nombres a las cosas. Por ejemplo, ¿por qué la Casa Rosada no se puede llamar “Casa Yrigoyen” o ·”Casa del Estado”? Al recordar lo que había leído en los diarios más temprano, me quedé pensando en Vaca Muerta. Que nombre más pesimista y aburrido. Un lugar que lleno de satisfacciones monetarias y alegrías productivas, tiene un nombre que da pena. “Vaca Viva” pensé, haciendo una cómoda maniobra, sin embargo, otros nombres empezaron a surgir mientras tomaba una Coca Cola Zero. “Vaca Rica” polémico nombre, sobre todo para los veganos y los detractores de la carne vacuna…

Simplemente, dejé que mi mente se serenara con ese coro de pensamientos unilaterales. Quería que de una vez por todas, se me ocurriera algo para poder plasmar en esta columna. Mi mente estaba más viva que nunca, no paraba de pensar en la vida de esos niños, en cuántas horas habían pasado ahí, o el caso de las patinadoras, ¿Cuántas vueltas alrededor de la fuente habían dado? Salir un poco y cambiar de aire, me hizo pensar en que, La Vaca que yo daba por muerta, estaba más viva que nunca. Lo único que necesitaba, era un cambio de entorno.

Claves astrológicas para una vida sexual plena

Por Francisco Cabrera

¿Qué nos deparan los signos para nuestra vida sexual? ¿Podremos ser felices? Te voy a contar cómo viene cada signo.

ARIES

Fogoso e incansable, Aries tiene un deseo incontrolable. Posee una llama que no puede apagar. Vas a vivir a costa de cumplir tus fantasías eróticas, pero no podrás cumplirlas todas. Eso te llevaría muchísimo tiempo.

TAURO

Tierno y romántico. El taurino siempre tiene ganas de piropear y seducir. Pero ¡Cuidado! El taurino es muy manipulador y sabe muy bien cuándo está siendo engañado. No te va a llevar a la cama fácilmente, pero cuando lo haga, ¡Agarrate fuerte!

GÉMINIS

El geminiano es una mezcla equilibrada entre lo mental y lo sexual. Utiliza el intelecto para enamorar, como así también para estimular. Recurre a la imaginación a través de lo discursivo. Te va a hacer sentir muy bien, tiene un don para endulzar el ambiente y sacar sonrisas.

CÁNCER

El que es de Cáncer, sabe distinguir entre el chamuyo y la sinceridad. Puede explayarse sin ser un pesado. Combina muy bien la elegancia y la sutileza. Sabe cómo hablarle a una mujer para seducirla. La mezcla de realismo y magia en su discurso, hará que la alquimia sexual en la pareja sea brillante.

LEO

Se verá impulsado por el erotismo propio de la relación sexual. No le gusta andar con vueltas. No miente y dice las cosas de frente. En otras palabras, dirá que sólo quiere tener sexo si es ése su único deseo. Sonará bastante cruel al principio, pero será cuestión de tiempo para que tome confianza y se termine enamorando locamente.

VIRGO

Virgo es detallista y minucioso. Todo el ritual sexual deberá ser planificado con anticipación. No se deja llevar por los impulsos y la espontaneidad del momento, necesita controlar la situación. ¡Ojo! Que nada salga por fuera de lo planeado, ya que podría ser un momento incómodo y probablemente irritable.

LIBRA

Libra es una caja de pandora. El que es de Libra, sabe muy bien cómo sorprender y gustar al mismo tiempo. Puede causar una sensación de estupor y felicidad, o también puede ser una gran decepción. Libra es un signo que no defrauda en líneas generales, en la primera cita o en el primer encuentro sexual, pero no por eso está exento de sentir algo de incomodidad. La ternura y la complicidad serán la clave, con sólo una mirada se conectarán y encenderá. Libra sabe cómo jugar en la cama, pero a su manera. No siempre se adapta bien a los cambios. Esto es una gran desventaja, ya que al ser tan caprichoso, se torna denso y repetitivo.

ESCORPIO

Para el escorpiano, el sexo es algo secundario. Se tira más para el perfil romántico clásico, sin demasiadas pretensiones. Sin embargo, tendrá días en los que querrá sorprender. Los escorpianos son indescifrables. Es uno de los signos más simples y abiertos. Buenos compañeros y amantes.

SAGITARIO

El sagitariano sabe por ley, que en el amor no hay que dar vueltas. Te hablará y te dará a conocer un mundo retórico increíble. Habla muchísimo en el momento previo, le gusta el juego de seducir con la palabra. Sólo Dios sabe por qué al sagitariano le gusta tanto encantar con sólo el sonido de su voz.

El verdadero sagitariano encara de una y dice la verdad, en todos los sentidos. Si éste no se sintiera cómodo, lo hará notar y no habrá tabúes ni excusas. Es muy enamoradizo y suele cometer errores a la hora de dejarse llevar por las primeras impresiones.

CAPRICORNIO

Los capricornianos hacen como que nada les llama la atención. Nada los motiva, pero en el fondo, buscan una reinvención. Dicen no creer en los clichés convencionales del amor, pero ante la más ínfima muestra de cariño, se rinde a los pies del amante. Se muestra como un alma incomprendida. Los capricornianos se arman una historia en su cabeza, idealizan cómo será el momento de la relación sexual. Esto puede ser contraproducente, ya que si las cosas no salen como el capricorniano quiere, puede generarse un malestar y un humor de perros. Son buenos amantes, entregados, fieles y responsables. De gran carácter, pero no se dejan ver mucho. Son amantes a escondidas.

ACUARIO

Acuario es un signo muy versátil. Es compatible con más de un estilo, y con más de un carácter. Encaja bien con todo el mundo. Es confiado y buena persona. A la hora del sexo, es exactamente igual. Desprejuiciado, rompe las barreras de la vergüenza y hace que la pareja se sienta cómoda con respecto a los tabúes que existen dentro de la escena sexual.

Un acuariano te hará sentir especial, te dará todo lo que guste y además no tratará de cambiarte los gustos ni las costumbres. Acuario es un signo 100% honesto y recomendable a la hora de buscar pareja.

PISCIS

Sensible y romántico, pero algo insoportable. Pegajoso como ningún otro, busca que la pareja se sienta agasajada hasta cuando va al baño. Habla mucho y por querer quedar como un tierno, termina quedando como un idiota.

Veranito

por brancowitz

Vacaciones, esa época del año que nos sirve para replantear objetivos, echar ministros y comer facturas.

El 25 de diciembre, el presidente abrió la temporada en Villa La Angostura con su familia. Sin embargo, siguió trabajando desde allí como cualquier hijo de vecino. Del mismo modo, el resto del gabinete planificó sus respectivas vacaciones. “Descansen, los quiero a todos acá el 20 de enero”, dijo Mauricio Macri. Por otro lado, María Eugenia Vidal, advirtió “todos acá el 15”.

Los destinos turísticos de los políticos en este 2017 fueron diversos. Marcos Peña, el jefe de Gabinete, se hizo de un cálido espacio en Guazuvirá,  un resort carcano a Atlántida, en Uruguay, donde se alojará junto a su familia. Él se turnará con Rogelio Frigerio, ministro del Interior, para no dejar ambos su cargo vacante. Sin embargo, Frigerio no especificó su donde irá del 6 al 16 de enero. Sí lo hizo Emilio Monzó, Presidente de la Cámara de Diputados, que eligió pasar su tiempo libre en Punta del Este, lugar predilecto del jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta. Algunos miembros del gabinete, expresaron que no divulgarán datos sobre su lugar de veraneo porque de eso “ya se encargó Cythia García”. Por eso, los habitués del exclusivo Punta del Este, como Guillermo Dietrich, de Transporte o Sergio Bergman, de Medio Ambiente, no confirmaron si elegirán ese destino.

Entre los funcionarios que no salieron del país, están Esteban Bullrich, ministro de Educación y Andrés Ibarra, de Modernización. Ambos eligieron Chapadmalal y Mar del Plata. Por otra parte, a Pinamar irán el líder del Frente Renovador, Sergio Massa con su esposa, el ministro de Seguridad bonaerense, y a Valeria del Mar, el ex ministro kirchnerista Florencio Randazzo. Patricia Bullrich, en cambio, descansará en un campo cercano de Los Toldos.

Esperemos que descansen.

Marcos Peña: “No me gusta Maramá”

En una entrevista que le hicimos al Jefe de Gabinete Marcos Peña, nos expresó su malestar en torno a la banda que es furor entre los jóvenes.

“No me gusta Maramá. Pienso que es un fenómeno de consumo masivo que surge desde lo más bajo y mediocre de la música. Nace como una manera distinta de expresarse y de sentir. La cumbia ha sufrido muchas transformaciones para peor. Pienso que la Argentina es un país libre en donde todos podemos hacer música y generar nuestro propio contenido, pero al ponernos a analizar las letras de las canciones: ¿Realmente queremos que nuestros hijos escuchen canciones que instan al coqueteo y a la promiscuidad en un boliche bailable? ¿Queremos que nuestros pibes se críen creyendo que la única manera de conquistar el corazón de una dama es dándole alcohol para que se vuelva un ser vulnerable perdiendo así el sentido y la consciencia? De ninguna manera. En ese sentido creemos que lo mejor es poner unos temas de José Larralde o del Chano, como para compensar. Es más complejo.”

 

El arte de vivir

captura Por Juan José Aranguren

Si, vivir es un arte. Empiezo con una frase que bien podría haber puesto al final de esta columna. ¿Por qué? porque creo que el lector debe plantearse por lo menos dos cuestiones (o más) antes de empezar a leer. Primera cuestión, el sentido de la vida. Segunda cuestión, nuestra fuerza motora, lo que nos da fuerzas y nos alienta a seguir levantándonos todas las mañanas a pesar de todo. Si bien, cada cual tiene sus propias iniciativas y sus razones o motivos personales, vivir siempre es motivo de crítica y sinsentido puro. Muchas de las cosas que hacemos, las hacemos a imagen y semejanza de algún estereotipo. Otras veces, actuamos sin tomar dimensión de lo que hacemos. ¿Acaso son algunas de nuestras acciones puramente inconscientes? Probablemente. Yo no soy un experto en análisis del comportamiento humano, pero no hay que saber mucho para poder hacer una evaluación acerca de las veces que hacemos cosas que luego no podemos explicar. Nuestra vida está llena de obstáculos y precipicios y cada uno tiene su método infalible (o no) para avanzar y seguir en juego. Aunque las piezas no se muevan mucho, en el juego de la vida no hay que prestar atención a la cantidad de veces que uno se mueve, sino más bien a cómo se mueve y porqué: Por los hijos, por los nietos, por un amor…En fin, nadie nos dice cómo caminar la ruta de la vida, en ningún libro está escrito lo que debe hacer un hombre para ser feliz. De ahí nace la comparación con el arte. Si bien el arte es estudiado y analizado, se recurre a la falacia de querer encontrarle sentido a las obras todo el tiempo. Muchos pretenden hacer de su vida una obra. Después de todo, el artista es alguien a quien no le importa en lo más mínimo tener un criterio que le guste al público en general. El artista (el verdadero artista) toma el pincel sin saber lo que hará, desconociendo cómo se va a desenvolver una vez que las primeras pinceladas se vuelquen al lienzo y cómo va a impactar en el receptor. Como un buen armador, va construyendo la imagen a medida que se vuelcan los colores en el lienzo y a veces, aunque esté todo pensado de antemano, siempre surgen momentos de espontaneidad a partir de vacíos que hacen que la obra de un giro copernicano.

Así también es la vida misma. Uno piensa que todo es rutinario, triste y aburrido: estudiar, trabajar, casarse, tener hijos, comprarse un auto, vender acciones. Pero no, hay cosas que superan la capacidad que tiene uno de poder premeditar y accionar. Me resigno a creer que en este país la gente pueda pensar algún día que, los que somos gobierno, también cometemos errores. Estas equivocaciones, sólo son equivocaciones cuando saltan a la realidad, que es aún más compleja que cualquier escenario imaginario tratado y analizado con anterioridad a la puesta en marcha de cualquier proyecto. Ante esta situación algunos improvisarán y pintarán un lienzo nuevo. Otros, podrán hacer omisión del error y pasarlo por alto.

Pienso que la vida es un arte. Un arte que nadie puede definir, un arte que nadie puede estudiar ni analizar, es un arte inesperado. Un arte que nadie reconoce como tal. Cada uno hace con su vida lo que quiere y lo que puede, porque no todos los pintores son artistas y no todo lo que se pinta es arte. Pero… ¿Quién soy yo para decidir qué es arte y qué no lo es?